Internacional

Internacional (74)

Agencias/ CDP NOTICIAS 

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) podría imponer sanciones más severas a México por incumplir las 28 observaciones que hizo en seguridad aérea cuando lo degradó a Categoría 2.

Juan Antonio José, especialista en el sector aéreo, dijo que a días de cumplir un año de la degradación, las autoridades aeronáuticas mexicanas han demostrado su incapacidad para corregir y atender los señalamientos, por lo que en una nueva auditoría la FAA podría establecer otras sanciones que afectarán las operaciones a Estados Unidos.

"Para las líneas aéreas sería catastrófico que les cancelaran rutas en este momento en el que han podido recuperar su capacidad a niveles de 2019, pues no tendrían forma de crecer y desarrollarse en uno de sus principales mercados: el norteamericano", aseguró.

Rogelio Rodríguez, también experto en el sector, afirmó que incluso la FAA ya ha tomado medidas al dejar abierta la fecha de la próxima auditoría.

"Esto indica que no hay voluntad del Gobierno de Estados Unidos por cerrar este tema, en ese sentido México no ha podido demostrar si cumplió o no.

"Y esto es una forma de endurecer las medidas, es una actitud hostil no darle prioridad al cierre de la auditoria para saber si se cumplió y por ende saber si se recategoriza o no", enfatizó.

Esta situación beneficia a las aerolíneas norteamericanas que siguen ganando terreno en el mercado, lo cual es un efecto perverso para las líneas aéreas nacionales.

Carlos Torres, analista aéreo, expuso que hay riesgo de que el regreso de México a Categoría 1 sea indefinido, generando mayor detrimento del sector aéreo mexicano por la pérdida de mercado.

En el primer trimestre se transportaron 8 millones 398 mil pasajeros entre México y EU, 87.5 por ciento más anual.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

Algunos testimonios de soldados rusos y sus familias tienen algo en común: no sabían que iban a ir a la guerra.

Durante meses, el Kremlin negó que fuera a invadir Ucrania, pero ahora, a poco más de una semana de que inició la ofensiva, la realidad golpea a la gente de Rusia -tropas y ciudadanos-, y más debido a los crecientes ataques en zonas civiles, algo que tampoco esperaban.

El 23 de febrero, Razil Malikov, conductor de un tanque en el Ejército ruso, llamó a su familia y dijo que pronto regresaría a casa; los ejercicios militares de su unidad en Crimea estaban a punto de concluir.

A la mañana siguiente, Rusia invadió Ucrania y desde entonces no se sabe nada de Malikov.

El lunes, Ucrania publicó un video de un soldado capturado en su unidad, disculpándose por participar en la ofensiva.

"No tenía idea de que podían enviarlo a Ucrania", indicó el hermano de Malikov, Rashid Allaberganov, en una entrevista telefónica.

"Todo el mundo está en estado de shock".

La realidad de la guerra está surgiendo en toda Rusia.

El miércoles, el Ministerio de Defensa ruso anunció por primera vez el número de muertos de los miembros del servicio en el conflicto.

Si bien las cifras de bajas en tiempos de guerra son notoriamente poco confiables, y Ucrania ha calculado el total de muertos rusos en miles, los 498 que Moscú reconoció en los siete días de combates es el más grande en cualquiera de sus operaciones militares desde la guerra en Chechenia.

La oficina regional del Comité de Madres de Soldados de Rusia ha recibido 2 mil llamadas diarias desde el jueves pasado.

"La primera pregunta de los padres es: '¿Qué le pasó a mi hijo? ¿Está vivo'", contó Alexander Latynin, un alto funcionario del ente.

Esta semana, el Embajador de Ucrania ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, leyó ante la Asamblea General lo que dijo que eran mensajes de texto que un soldado ruso envió a su madre momentos antes de que lo mataran.

Fueron obtenidos, aseguró, por las fuerzas ucranianas después de la muerte del militar.

"Mamá, estoy en Ucrania", leyó el Embajador.

"Aquí hay una guerra real. Tengo miedo. Estamos bombardeando todas las ciudades a la vez, incluso apuntando a civiles. Nos dijeron que nos darían la bienvenida y están cayendo debajo de nuestros vehículos blindados, tirándose debajo de las ruedas y no dejándonos pasar. Nos llaman fascistas. Mamá, esto es tan difícil".

El Ejército, el Ministerio del Interior y el Embajador de la ONU de Ucrania no respondieron a solicitudes de más información para ayudar a verificar la autenticidad de los mensajes.

Pero el texto leído ofreció un conmovedor recordatorio del costo humano de la guerra.

Además, remarcó los esfuerzos de ambos lados para influir en la narrativa y la percepción global del conflicto.

Los funcionarios ucranianos están utilizando los informes y las imágenes en las redes sociales de las bajas rusas para tratar de socavar la moral de las fuerzas invasoras.

Aprovechando la preocupación de familias rusas, han presionado para difundir el hecho de que muchos jóvenes soldados del Kremlin estaban muriendo o siendo hechos prisioneros, una realidad que Moscú no reconoció hasta el domingo, el cuarto día de la guerra.

Las agencias del Gobierno ucraniano y los voluntarios han publicado videos de prisioneros de guerra rusos desorientados, quienes deponen armas y afirman que no tenían idea de que iban a ser parte de una invasión hasta justo antes de que comenzara.

Las imágenes están llegando directamente a algunos rusos. Yevgeniya A. Ivanova, por ejemplo, identificó a un amigo suyo, Viktor A. Golubev.

En el video, Golubev manifestó que "se siente culpable por sus malas acciones" en suelo ucraniano y pide a su Gobierno "que se encuentre un compromiso para evitar la guerra".

Mientras tanto, el Presidente Vladimir Putin describió al Gobierno del Presidente Volodymyr Zelensky como "una banda de drogadictos y neonazis".

A poco más de una semana del comienzo de la ofensiva, los rusos, que durante mucho tiempo evitaron involucrarse en la política, ahora se dan cuenta de que su país está luchando en un conflicto mortal, incluso cuando Moscú se vuelve cada vez más agresivo al tratar de dar forma a la narrativa.

Esta semana, los legisladores propusieron una sentencia de prisión de 15 años para las personas que publiquen "falsedades" sobre la guerra.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

La región europea se encuentra en una "tregua" con el Covid-19 que podría llevar a una "paz duradera", mientras entra en un "posible desenlace" de la pandemia, dijo este jueves la Organización Mundial de la Salud.

"Por ahora, el número de decesos en toda la región empieza a estancarse", dijo Hans Kluge, director regional europeo de la OMS, en una conferencia de prensa.

La región registró 12 millones de nuevos casos de Covid-19 la semana pasada, el total semanal más alto desde que inició la pandemia. Ese aumento se vio impulsado por la contagiosa variante Ómicron, señaló la OMS, aunque los ingresos en las unidades de cuidados intensivos hospitalarios no aumentaron de forma significativa.

Hay una "oportunidad singular", dijo Kluge, de que países de todo el continente tomen el control de los contagios de debido a tres factores: altos niveles inmunización por vacunas o infecciones naturales, la tendencia del virus a expandirse menos con el buen tiempo y la gravedad menor de la variante Ómicron.

"Este periodo de elevada protección debe ser visto como una tregua que podría llevarnos a una paz duradera", afirmó Kluge.

Sin embargo, la "paz duradera" está supeditada, dijo Kluge, a la habilidad de las autoridades para "consolidar y preservar la inmunidad" a través de la vacunación, a la fuerte supervisión gubernamental y al compromiso, conducta de autoprotección y responsabilidad individual, además de una "intensa vigilancia".

Incluso si aparece otra variante, Kluge señaló que las autoridades de salud europeas deberían poder mantenerla a raya si se mantienen los esfuerzos de inmunización y dosis de recuerdo junto con otras intervenciones de salud pública.

Sin embargo, señaló que esto requiere "un aumento drástico y sin compromisos de las vacunas compartidas a través de las fronteras" y que deben proporcionarse dosis a todo el mundo dentro y fuera de Europa. Los científicos han reiterado que salvo que se vacune a la mayor parte del mundo, cualquier oportunidad de que el Covid-19 siga expandiéndose implica que podría mutar a formas más letales y contagiosas.

Varios países europeos, como Gran Bretaña y Dinamarca, han retirado casi todas sus restricciones contra el coronavirus tras declarar que había pasado el pico de la ola de ómicron. Otros, como España, estudiaban si clasificar el Covid-19 como un problema endémico que debería gestionarse más como la gripe estacional.

En la sede de la OMS en Ginebra, el director general de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que el mundo en su conjunto aún está lejos de salir de la pandemia.

"Estamos preocupados por la narrativa que hay en ciertos países de que, debido a las vacunas y debido al alto contagio y reducida severidad de la ómicron, ya no es posible ni necesario evitar la transmisión", expresó Tedros el martes. "Nada puede estar más lejos de la verdad".

La agencia ha dicho que incluso los países con altos niveles de vacunación deberían resistirse a la presión política y no eliminar de golpe todas sus medidas contra el virus.

Con información de AP y Xinhua

 

 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

La Organización Mundial de la Salud anunció este martes que se han registrado 90 millones de casos de coronavirus desde que surgió la variante Ómicron hace 10 semanas, una cifra mayor que en todo 2020.

El director general de la OMS Tedros Adhanon Ghebreyeus advirtió que los países no deben subestimar a Ómicron a pesar de que causa síntomas más leves que otras variantes. Al mismo tiempo, mencionó "un aumento muy preocupante de las muertes en la mayoría de las regiones del mundo".

"Estamos preocupados por la narrativa que hay en ciertos países de que, debido a las vacunas y debido al alto contagio y reducida severidad de Ómicron ya no es posible evitar la transmisión", expresó Tedros en una reunión de la OMS sobre la pandemia.

"Es prematuro que cualquier país se rinda o declare victoria. Este virus es peligroso y sigue evolucionando frente a nuestros ojos".

La OMS precisó que cuatro de sus seis regiones mundiales están registrando aumentos en las tasas de decesos.

Muchos países europeos han empezado a relajar las restricciones dictadas anteriormente para evitar contagios, entre ellos Gran Bretaña, Francia, Irlanda y Holanda. Finlandia levantará sus restricciones este mes.

El martes, Dinamarca eliminó la mayoría de sus restricciones al considerar que el Covid-19 ya no es "una enfermedad de impacto social". La nación de 5.8 millones de habitantes ha registrado en semanas recientes promedios diarios de más de 50 mil casos del virus, aunque ha disminuido la cantidad de pacientes en unidades de cuidados intensivos.

"No es ahora el momento de levantar todas las restricciones al mismo tiempo. Siempre, siempre hemos pedido cautela, tanto en las intervenciones como en el levantamiento de esas intervenciones, que sea algo gradual, paso por paso", declaró Maria Van Kerkhove, directora técnica de la lucha contra el Covid-19 en la OMS.

El doctor Michael Ryan, director de emergencias de la OMS, resaltó que países con mayores tasas de vacunación "tienen más opciones" para retirar las restricciones, pero aclaró que deben tomar en cuenta otros factores, como la epidemiología actual, las poblaciones en riesgo, la inmunidad colectiva y el acceso a recursos médicos.

"Cada país tiene que evaluar su situación, ver dónde está, a dónde quiere ir y trazar su curso... Pueden fijarse en lo que están haciendo otros países, pero por favor, no sigan ciegamente lo que hace otro país", expresó.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos desaconsejaron este lunes viajar a México por la alta incidencia del Covid-19.

Junto a México, Estados Unidos agregó a una decena de destinos, entre ellos Brasil, Ecuador, Paraguay, Singapur, Kosovo y Filipinas, al máximo nivel de alerta por la pandemia.

"Evite viajar a México", señaló la agencia de salud en su alerta. "Si debe viajar a México, asegúrese de estar completamente vacunado antes de viajar".

Los CDC clasifican ahora casi 130 países y territorios con casos de Covid-19 como "Nivel cuatro: Muy alto".

Anteriormente, Estados Unidos había ubicado al País en el nivel de 3 de peligro por casos de Covid, de un máximo de cuatro.

Con información de Reuters

Agencias /CDP NOTICIAS 

El mundo registró 21 millones de nuevos casos de coronavirus la semana pasada, el peor dato semanal desde el inicio de la pandemia, dijo la Organización Mundial de la Salud. La cifra de decesos se mantuvo casi inalterable, en más de 50 mil.

En su evaluación semanal de la pandemia, publicada el martes en la noche, la agencia de salud de Naciones Unidas dijo que el número de casos de Covid-19 subió en un 5 por ciento y que el ritmo de expansión parece estar frenándose: solo en la mitad de las regiones aumentaron los positivos. A principios de mes se había batido el récord de contagios, con 9.5 millones, luego de un repunte del 71 por ciento con respecto a la semana anterior, mientras la variante Ómicron, altamente contagiosa, se propagaba por todo el mundo.

Según la OMS, el mayor incremento en los positivos se dio en Medio Oriente, con un alza del 39 por ciento, seguido de un aumento del 36 por ciento en el sudeste asiático. Las muertes subieron en esas dos regiones, además de en América, pero cayeron en otras.

El director general de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió el lunes en contra de hablar de que la pandemia podría estar encarando su "fase final" y advirtió que las condiciones siguen siendo apropiadas para que surjan nuevas variantes, con amplias zonas donde la gente no está vacunada en países con una rápida transmisión del virus. Pese a esto, Tedros dijo que es posible que el mundo abandone la fase aguda de la pandemia, si se cumplen objetivos como inmunizar a al menos el 70 por ciento de la población de cada país, a finales de año.

En Gran Bretaña, investigadores del Imperial College London registraron a principios de mes la mayor tasa de prevalencia del Covid-19 en Inglaterra, estimando que alrededor de una de cada 23 personas que se realizaron la prueba de detección del virus lo tenía.

Los científicos apuntaron que hay indicios de que el repunte masivo causado por Ómicron ha empezado a estabilizarse, aunque la tasa de contagios sigue siendo alta. Según la comunidad científica, es menos probable que la nueva variante cause una enfermedad grave o la hospitalización, pero se propaga mucho más rápido que las anteriores, incluyendo la Delta.

Con información de Reforma 

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS 

La variante Ómicron no es una versión benigna del coronavirus, advirtió enfáticamente este martes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y dijo que la pandemia "está lejos de terminar".

"Ómicron está provocando hospitalizaciones y muertes. E incluso los casos de menor gravedad desbordan los centros de salud", dijo a periodistas el jefe de la agencia de salud de Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Esta pandemia está lejos de terminar y teniendo en cuenta el increíble crecimiento de Ómicron en el mundo, es probable que nuevas variantes aparecerán", agregó.

Autoridades de algunos países han dicho que la variante Ómicron, que se propaga velozmente en todo el mundo, podría ser el punto de partida para que el Covid-19 deje de ser una pandemia y se convierta en una enfermedad endémica, como la gripe, con la que la humanidad tendrá que aprender a vivir.

"Con el aumento de la inmunidad en la población y con Ómicron, habrá mucha inmunidad natural además de la vacunación y avanzaremos rápidamente hacia un escenario que será más cercano a la endemia", declaró el 11 de enero Marco Cavaleri, jefe de estrategia de vacunación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), con sede en Ámsterdam.

En Suiza, el Ministro de Salud Alain Berset también consideró la semana pasada que la variante Ómicron podría ser "el inicio del fin de la pandemia".

Pero el jefe de la OMS se muestra más prudente y subrayó de nuevo que la variante Ómicron no es benigna.

"En algunos países, los casos de Covid parecen haber alcanzado un límite, lo que deja esperar que lo peor de esta última ola pasó, pero ningún país ha salido totalmente del problema", dijo el martes a los medios.

Se mostró muy preocupado porque muchos países tienen bajas tasas de vacunación contra el Covid: "la población puede tener más riesgos de sufrir formas graves de la enfermedad o de morir si no se vacunan".

"Ómicron es tal vez menos grave en promedio, pero decir que se trata de una enfermedad benigna es inexacto, afecta a la respuesta global y cuesta más vidas", señaló Tedros.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

Cada vez hay más pruebas de que la variante Ómicron del coronavirus afecta al tracto respiratorio superior y provoca síntomas más leves que las variantes anteriores, lo que ha resultado en un "desacoplamiento" en algunos lugares entre el aumento de casos y las bajas tasas de mortalidad, dijo el martes un funcionario de la Organización Mundial de la Salud.

"Estamos viendo más y más estudios que señalan que Ómicron está infectando la parte superior del cuerpo. A diferencia de las otras (variantes), que afectan a los pulmones y podrían causar una neumonía grave", dijo el responsable de incidentes de la OMS, Abdi Mahamud, a la prensa en Ginebra.

"Esto podría ser una buena noticia, pero necesitamos más estudios para comprobarlo", agregó.

Desde que la altamente mutada variante fue detectada por vez primera en noviembre, datos de la OMS han mostrado que se propagó con rapidez y apareció en al menos 128 países, generando dilemas para muchas naciones y personas que esperaban reactivar sus economías y vidas tras casi dos años de disrupciones relacionadas con el Covid-19.

No obstante, aunque el número de casos está tocando máximos históricos, las tasas de hospitalización y muerte son por lo general más bajas que en otras fases de la pandemia.

"Lo que estamos viendo ahora es (...) un desacoplamiento entre los casos y las muertes", afirmó Mahamud.

Sus comentarios sobre el menor riesgo de una enfermedad grave coinciden con otros datos, incluido un estudio de Sudáfrica, uno de los primeros países en los que se detectó Ómicron.

Sin embargo, Mahamud también llamó a la cautela y calificó a Sudáfrica como un "caso atípico", ya que tiene una población joven, entre otros factores.

Asimismo, advirtió que la alta transmisibilidad de Ómicron implica que en unas semanas se volverá la variante dominante en muchos lugares, lo que representa una amenaza en países donde una gran parte de la población sigue sin vacunarse.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS 

Médicos y funcionarios de salud de Estados Unidos afirman que podría ser momento de cambiar el cubrebocas que se ha popularizado durante la pandemia de Covid-19.

Con los contagios aumentando aceleradamente por la variante Ómicron, incluso entre los vacunados, los especialistas están exhortando a deshacerse de los cubrebocas de tela porque podrían no brindar protección suficiente.

"Las mascarillas de tela son poco más que decoraciones faciales", afirmó Leana Wen, analista médica de la cadena de noticias CNN. "No hay lugar para ellas a la luz de la Ómicron".

Los especialistas recomiendan cubrebocas quirúrgicos de tres capas, disponibles en las farmacias, y las famosas mascarillas modelo N95 o KN95.

Y es que los cubrebocas de tela no son tan efectivos para bloquear las partículas más pequeñas que portan el virus.

Si adora el estilo del cubrebocas de tela que compró o que hizo de forma casera, puede seguir usándolo, pero encima de las mascarillas recomendadas por los expertos.

Con información de WSJ y agencias.

 

 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

Para este lunes, casi mil 200 vuelos en Estados Unidos han sido cancelados debido en su mayoría a la escasez de personal por contagios de Covid-19, que están siendo impulsados por la variante Ómicron.

Las anulaciones de trayectos se sumaron a las casi tres mil del fin de semana, uno de los más activos para la industria por las vacaciones de Navidad. Las crecientes infecciones de la variante Ómicron obligaron a las aerolíneas a cancelar vuelos debido a que los pilotos y las tripulaciones de cabina se enfermaron y tuvieron que ponerse en cuarentena.

Un total de mil 181 vuelos fueron cancelados dentro de, hacia o desde Estados Unidos para la tarde del lunes, según el recuento del sitio web de seguimiento de vuelos FlightAware.com. Las aerolíneas culparon al virus y al mal tiempo.

La cifra promedio de casos nuevos de Covid-19 en Estados Unidos ha aumentado un 55 por ciento a más de 205 mil por día durante los últimos siete días, según un recuento de Reuters.

Anthony Fauci recomendó que el Gobierno federal considere un mandato de vacuna para los viajes aéreos nacionales.

"Ese es otro de los requisitos que creo que es razonable considerar", dijo en una entrevista con MSNBC Fauci, también miembro del equipo de respuesta Covid-19 de la Casa Blanca.

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en declaraciones a periodistas el lunes, se negó a decir si respaldaba un mandato de vacuna para los viajes aéreos nacionales.

Un representante de Alaska Airlines, que canceló más de 140 vuelos el lunes debido en parte a las condiciones de nieve en Seattle, le dijo a un pasajero en Twitter que pasarían horas antes de que alguien del servicio al cliente pudiera hablar por teléfono, indicando hasta qué punto las líneas telefónicas de las aerolíneas estaban abrumadas con viajeros frustrados.

Southwest Airlines y Alaska Airlines dijeron el lunes que sus cancelaciones se debieron al clima. Delta Airlines afirmó en un comunicado que sus 200 cancelaciones se debieron al clima y la variante Ómicron. JetBlue aseguró que la escasez de tripulación estaba detrás de las docenas de cancelaciones de vuelos de la jornada.

Con información de Reuters

 

 

 

 

 

Página 1 de 6
© 2019 CDP Noticias Todos los derechos reservados. Diseñado por www.imaginamos.com.mx

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me